Colossus

    La máquina Colossus fue el secreto mejor guardado por los ingleses durante la Segunda Guerra Mundial. Se la considera una de las primeras computadoras electrónica, aunque más que una computadora era una "super-calculadora" con un fin muy específico: descifrar los mensajes de los alemanes codificados por Enigma.




Colossus

    Con el comienzo de la Segunda Guerra Mundial, en 1939, el Gobierno británico reclutó en Bletchley Park (cerca de Londres) a sus mejores científicos para que descifraran los mensajes de los alemanes, entre ellos estaba Alan Turing, uno de los mayores impulsores del proyecto, que se encargó, entre otras cosas, de las funciones lógicas de la máquina. Otra de las personas importantes en el proyecto fue Thomas H. Flowers un brillante ingeniero, que rediseñó el contador de la máquina proponiendo que los datos se almacenaran en tubos de vacío.

    La primera Colossus se puso en funcionamiento en 1943, se basaba en la idea de universalidad de la máquina de Turing, estaba compuesta por más de 1500 tubos de vacío, la entrada de datos era por medio de tarjetas perforadas y los resultados se almacenaban en relés temporalmente hasta que se les daba salida a través de una máquina de escribir. Era totalmente automática, medía 2.25 metros de alto, 3 metros de largo y 1.20 metros de ancho.


Detalle del Colossus

    El resultado que proporcionaba Colossus no era el texto de un mensaje descifrado, sino un paso intermedio, que luego se tenía que terminar de descifrar a mano. Se incorporaron mejoras en el sistema con lo que ya si que conseguía que la máquina descifrara totalmente los mensajes, así nació en 1944 la segunda versión del Colossus: la Mark II Colossus, que era cinco veces más rápida que su antecesora operando en paralelo, este modelo estaba compuesto por unos 2400 tubos de vacío.

    El proyecto siempre fue ultra-secreto, ni siquiera los propios creadores pudieron ver todas las partes de la máquina. Nunca hubo manuales ni registros sobre su funcionamiento, e incluso su montaje se efectuó por etapas, usando personal distinto para que nadie conociera los detalles de la máquina al completo.


Tarjeta perforada con el código que descifraba Colossus

    Tuvo un papel muy relevante para el desarrollo de la Guerra, el 1 de junio de 1944 interceptó y descifró un mensaje en el que Hitler y el alto mando alemán indicaban que esperaban un ataque aliado en Calais. Con el conocimiento de esta información, el general Eisenhower decidió el 6 de junio dirigir sus tropas a la costa de Normandía, produciéndose así el famoso desembarco de Normandia. El principio del fin de la Segunda Guerra Mundial.

    Una vez finalizada la Guerra, en 1946 se destruyeron ocho de las diez Colossus existentes por orden directa del Winston Churchill. De las dos supervivientes una fue desmantelada en los años 50 y la última fue destruida en 1960 junto con todos sus diseños.



           volver al indice de máquinas