Charles Babbage (1791 - 1871)

 

Nació en Teignmouth (Inglaterra), fue un niño enfermizo. Su padre era rico por lo que Babbage estudió en las mejores escuelas privadas. Enseguida mostró interés por las matemáticas. Antes de entrar en la universidad estudiaba en su casa con la ayuda de un tutor de Oxford, para así lograr el nivel universitario. Así en 1810 ingresó en la Universidad de Cambridge.

    En 1812 crea la Sociedad Analítica junto con otros estudiantes de Cambridge y en 1816 ingresa en la Real Sociedad de Matemáticas de Londres.

    Durante una de las reuniones de la Sociedad Analítica en 1812, fue cuando a Babbage se le ocurrió la idea de que era posible diseñar una máquina capaz de realizar cálculos. En un principio no se dedicó a esta idea, pero en 1819 ya empezó a diseñar y construir su primera máquina, que terminó en 1822, fue un pequeño motor en diferencias. La presentó en la Real Sociedad Astronómica de Londres, recibiendo por ella la medalla de oro de dicha sociedad. Fue entonces cuando obtuvo una subvención para diseñar y construir una máquina en diferencias más grande, Babbage esperaba terminarla en 3 años pero la construcción se alargó en el tiempo. En 1834 se paró la construcción de la máquina en diferencias.

    Su trabajo con la máquina en diferencias le condujo a nuevas ideas, y así en 1834 ya tenía realizados los primeros bocetos de la máquina analítica, que nunca llegó a construirse pero su diseño sentó las bases de la computadora actual.

    En 1840 Babbage dio una conferencia en Turín sobre el motor analítico, presenciando dicha conferencia estaba un matemático italiano llamado Menabrea que realizó un informe en francés sobre todo lo expuesto por Babbage. Dicho informe lo tradujo al inglés Ada Lovelace, incorporando varias ideas suyas así como diversos programas para realizar cálculos complejos con la máquina.

    A pesar de que Babbage no pudo construir la máquina analítica, su proyecto supuso sentar las bases de la informática y todos los conceptos por él expuestos en su diseño se demostraron que eran correctos años más tarde.