Leonardo Torres Quevedo (1852 - 1936)

 

    Nació en Santa Cruz de Iguña (Santander), fue el ingeniero español más reconocido. Gran científico, desarrolló numerosos inventos reconocidos internacionalmente, sobre todo en el campo de la automática, considerándosele como precursor de la informática.

    En su juventud residió en Bilbao en donde en 1868 acaba sus estudios de Bachillerato marchándose a Paris durante dos años para continuar con sus estudios. En 1870 se trasladó, junto con su familia, a vivir a Madrid, y un año más tarde ingresó en la Escuela Oficial del Cuerpo de Ingenieros de Caminos, finalizando sus estudios en 1876.

    Al término de dichos estudios se dedicó a ejercer la ingeniería y a viajar por toda Europa adquiriendo más conocimientos. En 1885 regresó a España iniciando así su gran trayectoria científica e inventiva.

    En 1887 Torres Quevedo empiezó la investigación y desarrollo de un trasbordador, realizando el primero en su propia casa. En 1907 construyó el primer trasbordador apto para el transporte humano, lo hizo en el Monte Ulía (San Sebastián). A partir de aquí construyó muchos otros, mediante la Sociedad de Estudios y Obras de Ingeniería de Bilbao, por ejemplo en Chamoix, o Río de Janeiro. Pero el más famoso fue el construido sobre las Cataratas del Niágara llamado "Spanish Aerocar", que se inauguró en pruebas en 1916, siguiendo hoy en día en pleno funcionamiento.

    En 1894 presentó a la Real Academia de Ciencias una memoria sobre las máquinas algebraicas, incorporando el diseño de una, que más adelante construyó. Una máquina analógica que resolvía ecuaciones algebraicas, y para la que inventó un "husillo sin fin".

    En 1902 presentó en las Academias de Ciencias de Madrid y Paris un nuevo modelo de dirigible, con muchas mejoras respecto a los ya existentes. En 1905 construyó el primer dirigible español, llamado el "España".

    En 1903, Torres Quevedo diseñó y construyó el primer aparato de radiocontrol del mundo, el telekino, presentándolo en la Academia de Ciencias de Paris.

    Otros de los inventos de Torres Quevedo fueron los jugadores ajedrecistas, que se consideran como precursores de la inteligencia artificial. Construyó dos, el primero en 1912 que fue expuesto en Paris, y el segundo en 1920 con la ayuda de su hijo.

    En 1914 publicó una memoria titulada "Ensayos sobre Automática". Con este trabajo Torres Quevedo muestra la posibilidad de diseñar un computador digital electromecánico 20 años antes de que se empezaran a construir.

    En 1920 construyó el "aritmómetro electromecánico", que era una máquina calculadora junto con una máquina de escribir, que se puede considerar antecesora de la calculadora digital.

    A lo largo de su vida recibió varios premios y reconocimientos, entre ellos:

  • 1916. Se le concede la Medalla Echegaray de manos de Alfonso XIII.
  • 1918. Rechaza el cargo de Ministro de Fomento.
  • 1920. Ingresa en la Real Academia Española sustituyendo a Benito Pérez Galdós.
  • 1922. Es nombrado Doctor Honoris Causa por la Universidad de la Sorbona.